Patrimonio e Inventario

Criterio general: El inventario de bienes y derechos de la Universidad Miguel Hernández, que se gestionará desde la Unidad de Compras, Inventario y Bienes, comprenderá  todos  los  bienes  y derechos que integran su patrimonio con independencia de la forma de adquisición y procedencia de los fondos.

 Los bienes adquiridos con cargo a proyectos de investigación y contratos de colaboración, formarán parte del patrimonio de la Universidad.

 Todos los bienes y derechos que se utilicen en la UMH quedarán asignados,  a  efectos  de  gestión,  a  un  Centro,  Departamento,  Servicio,  Facultad,  Escuela  o Instituto. Será el responsable de cada uno de ellos el que frente a la Universidad, garantice la custodia y buen uso de los bienes que le hayan sido asignados. En el supuesto de edificios, el Consejo de Gobierno de la  Universidad designará  al órgano unipersonal encargado de la gestión  del uso de los mismos.

 El  inventario  del  patrimonio  de  la  UMH será  objeto  de actualización permanente.

CRITERIOS PARA EL INVENTARIO DE BIENES MUEBLES

– Será inventariable aquél bien mueble que los siguientes requisitos:

      1.Que no sean bienes fungibles

        2. Que su vida útil sea superior a un año y no se consuman por el uso.

       3. Que su precio de adquisición sea superior a 500,- Euros, incluidos impuestos, transportes, seguros y gastos de instalación hasta su puesta en funcionamiento.

– El inventario se incluirá el inmovilizado inmaterial, entendiendo por tal, el conjunto de bienes intangibles y derechos susceptibles de valoración económica, que cumplen, además, las características de permanencia en el tiempo y utilización necesaria para la realización de la actividad habitual de la Universidad.

 Dentro de dicho Inventario se incluirán, siempre que se generen gastos de inversión, las Aplicaciones Informáticas (programas, software, licencias) que se adquieran en propiedad, y las que se adquieran bajo licencia de uso y explotación que no sea de renovación anual, y cuyo valor total exceda de 500,-Euros, incluidos todos los gastos inherentes a su desarrollo e instalación.

 – No se considerarán  inventariables  los  bienes  muebles  fungibles,  considerando  como  tales aquellos que se consuman con el uso, sea cual fuere su aplicación, independientemente de su coste, o cuya vida útil sea inferior a un año.

 Los bienes no fungibles cuyo valor sea inferior a 500,-Euros no se considerarán inventariables.

  No serán inventariables, a efectos del Inventario de Bienes Muebles:

  • El material para repuestos o piezas para sustituciones. (Ej.: cables de instalación eléctrica, enchufes, cajas de distribución…)
  • El material de vidrio de laboratorio. (Ej.: matraces, pipetas, …) 
  • Determinados bienes que han de entenderse como material de oficina no inventariable, tales como papeleras, percheros, bandejas o conjuntos de archivo en plástico, carros de carpetas colgantes en plástico, pequeñas etiquetadoras, grapadoras, y en general el pequeño y común material de oficina.
  • Las instalaciones fijas tales como armarios empotrados, sistemas centralizados de aire acondicionado y calefacción que se integren de manera permanente como instalación del edificio,…y que se reflejarán en el inventario de bienes inmuebles.
  • Libros, revistas y otras publicaciones que serán registrados por las Bibliotecas.  
  • Los bienes particulares que sean de propiedad de las personas que desempeñan su trabajo en la Universidad.

– Mejoras: Se considerarán mejoras de bienes muebles las adquisiciones u operaciones que se incorporan a bienes muebles ya inventariados, y que suponen un aumento de la capacidad productiva o alargamiento de la vida útil del bien siempre y cuando, y como regla general, alcancen la cuantía de 500,-€.

CRITERIOS PARA EL INVENTARIO DE BIENES INMUEBLES

Los terrenos y bienes naturales: Solares de naturaleza urbana, fincas rústicas y otros terrenos no urbanos.

Las construcciones, que incluye las edificaciones en general, cualquiera que sea su destino.

Los edificios se incorporarán al Inventario en la fecha que conste en el acta de recepción de las obras, y se valorarán por su precio de adquisición, del que formarán parte, además de todas aquellas instalaciones fijas y elementos que tengan carácter de permanencia, las tasas inherentes a la construcción, los honorarios facultativos del proyecto y de la dirección de obra, así como los gastos fiscales, notariales y de registro que se generen.

 En general, se incluirán en el inventario de bienes inmuebles, todos aquellos gastos que se refieren a la compra y construcción de toda clase de edificios, y los que supongan una mejora que incremente la capacidad productiva del edificio o alarguen su vida útil.

 Por su parte, aquellos gastos realizados en un edificio, que sean propios de su mantenimiento ordinario, o sean de mera reparación o conservación de otros ya existentes, no se incluirán en Inventario como mayor valor de las construcciones, sino que será imputados al Capitulo II del Presupuesto de Gastos, como un gasto corriente.

 No se entenderán como mayor valor de los edificios en los que se integran, determinados bienes instalados de modo fijo en ellos, sino que habrán de calificarse de mobiliario, tales como persianas interiores, estores, rótulos, buzones o mamparas.

 

 

Ir a inicio

24 October 2016